Catalina

Friday, August 24th, 2012

El asecho de lo cotidiano

Fotografía tomada en Pátzcuaro, en el estado de Michoacán, México, en día de muertos, el 1 de noviembre. La gente de la comunidad tiene entre sus tradiciones la de ir a recordar a sus muertos a sus tumbas, llevándoles la comida que más les gustaba, prendiéndoles velas y acompañándolos toda la noche en una vigilia “íntima” entre familiares.

“Cuando pienso en la mecánica del poder, pienso en su forma capilar de existencia, en el punto en el que el poder encuentra el núcleo mismo de los individuos, alcanza su cuerpo, se inserta en sus gestos, sus actitudes, sus discursos, su aprendizaje, su vida cotidiana”. Michelle Foucault, Microfísica del poder.

 


Thursday, August 9th, 2012

Fuera de lugar

Situaciones concretas de un extranjero en un país que no es el suyo…

Situación 1:

Fui al sitio arqueológico de las pirámides de Teotihuacán con él, lugar que queda a hora y media de la capital. El día estaba soleado, pero le dije que llevara su impermeable por si acaso. Estando allá, hacia medio día el cielo se cubrió de nubes oscuras y densas y a los pocos minutos comenzó a llover tan fuerte que nos costaba mirar lo que teníamos delante. La gente no parecía sorprendida y sólo buscaba un lugar donde protegerse. Le dije que esta lluvia no duraría mucho a pesar de su intensidad, que esperáramos y poco después saldría el sol. Él no estaba acostumbrado a este clima, mucho más tropical que el que conoce, y se sorprendió cuando a los veinte minutos amainó la lluvia y salió el sol, como si nada.

 

Situación 2:

Caminando por el parque de Villahermosa, la capital del estado de Tabasco, en México, él se topa con una familia de rasgos indígenas con un par de hijos pequeños que también están paseando por el lugar. Uno de los niños se le acerca llamándolo “¡Señor, señor!” quizás para preguntarle algo, pero antes de poder decir nada su padre lo toma del brazo, lo frena y le dice “¿Tú crees que un señor con esa apariencia va a entenderte a tí lo que quieres decirle?”, y acto seguido se lo lleva. Él quedó impresionado.

 

Situación 3:

Estando en la plaza Garibaldi, en el centro de la ciudad, viendo los grupos de mariachis que tocaban en la calle, él reparó en una señora que ofrecía lo que parecían ser cigarros antiguos dentro de una caja de madera. Me fijé bien y le expliqué que en realidad ésa era una caja “de toques”, una caja que por medio de dos agarraderas de metal conectadas a ella te daba toques de electricidad que iban en aumento según lo pidieras, y que era una forma de entretenimiento muy común entre los mexicanos. Él no podía creer que la gente pagara por recibir toques de electricidad y que más encima esto lo consideraran una diversión.

 


Wednesday, July 25th, 2012

Respuesta Diario de Campo

Ilusión:

Realidad:


Wednesday, July 18th, 2012

Trabajo de Campo en San Juan Tezontla

Durante seis semanas, entre junio y julio del 2012, viví en el pueblo de San Juan Tezontla haciendo trabajo de campo, una materia de verano que forma parte de la malla curricular de la Maestría en Antropología Social de la Universidad Iberoamericana, en el Distrito Federal, la que estoy cursando. San Juan es una comunidad ubicada en el valle de Texcoco, el que se encuentra a una hora y media aproximadamente del Distrito Federal, capital de México, yendo en auto hacia el norte. Posee unos 5.000 habitantes y su actividad principal es el cultivo y venta de verduras, granos y frutas, complementada últimamente con trabajo asalariado.

La idea era investigar acerca de su historia, costumbres y fiestas, recopilando información a través de conversaciones, encuestas, censos, mapas, observación participante y cuanto método fuera efectivo. Fue una estadía intensa, con periodos de desasosiego, aturdimiento o gran excitación, pero en la que aprendí muchísimo de mí y del lugar. A continuación entonces presento algunas fotografías acompañadas de extractos de mi diario de campo, en los que relato mis averiguaciones y lo que me acontecía día a día.

 

1. Vista del pueblo San Juan Tezontla

Viernes 1 de Junio. Conversación con I: “…Mirando otra vez el pueblo desde arriba I. nos señala su casa, diciéndonos que se ubica en la calle del Manzano, frente al molino (molino de tortillas) y antes de una casa azul que se ve. Le pregunté por los nombres de las calles, que hace cuánto tiempo que estaban, y me dijo que hace unos 10-15 años que se los habían colocado pero que las casas no tenían números, que la gente se ubicaba más por señales distintivas (como ciertos edificios o árboles) más que por las calles. Fue aquí cuando nos comentó lo de su nombre, de que más que por éste la gente la ubicaba por su papá y por el sector donde vivía”.

 

2. Cultivo de acelgas

Jueves 7 de Junio. Conversando con don J: “…Hablando sobre ayer y preguntándole cómo le fue en sus terrenos, comienza a contarnos sobre el terrenito al que fue y que queda aquí cerca de la casa, donde plantó acelgas. Que luego de sembrar la milpa, a los 8 días ya se pueden ver las plantas agujeando, que es cuando comienzan a salir los brotecitos verdes hacia arriba. Que luego a los 40 días se laborea la tierra, cuando ya la milpa tiene unos 50 cm de alto, se riega y se deja así, sin removerle más la tierra. Que los surcos que hace con el arado no son muy grandes, son de 50 cm de ancho más o menos. M. le pregunta sobre las diferentes formas de arar la tierra y don J. nos explica que primero es surquear —que es abrir los surcos con el arado tirado por el caballo—, luego laborar — que es hacer los surcos más grandes luego de que ya se ha sembrado, echarles más tierra con el arado para tapar bien la semilla, cuidando de que no quede muy apretada pues sino se encamaronan, que es cuando por estar muy aprisionada la tierra la planta no puede germinar bien—, y finalmente barbechear —que se hace ya no con arado, sino con discos y consiste en remover la tierra para poder luego ocuparla nuevamente para sembrar otra cosa”.

 

3. Don J. en su ejido

Viernes 8 de Junio. Conversación con don J. (de 68 años) acerca de la escuela: Don J. comenta que él sí hizo toda la primaria, pero que ya la secundaria le dio flojera porque no se le daban las letras y había escuchado de todas las bromas que le hacían a los que entraban, así que no se animó. Que él iba a la escuela en el edificio que ahora es la biblioteca, que la maestra venía de Papalotla y que tenía detrás de su escritorio cinco varillas de membrillo, que a quien no aprendía llegaba y le daba tres varillazos delante de todos, que era bien estricta pero que gracias a eso él había aprendido. Que a la vuelta llegaba a la casa, ‘le pedía la mano’ a su papá y a su mamá, se las besaba —porque en ese tiempo había mucho respeto hacia los mayores— y que entonces su papá le preguntaba por la lección del día, que qué habían aprendido y que se la explicara a él ahí, que si no se la sabía le daba su par de buenos coscorrones”.

 

4. Entrada de banda de viento a rosario y desayuno por fiesta de San Juan

Jueves 7 de Junio. Ida con don H. al rosario en casa de don C. por la fiesta de San Juan [que es el 24 de Junio] ”…don H. avisa que ya es hora, se para y se coloca enfrente del santo, a lo que todos los presentes se colocan alrededor de él. Comienza a rezar, pidiendo primero por el pueblo y porque tengan agua, y luego ya comenzando con el rosario. Rezamos un padre nuestro y cinco avemarías —en los que él decía la mitad y la otra mitad la completaban los demás—, algunos otros rezos y luego salimos de la casa en procesión, llevando cada uno alguna cosa (…). Comenzamos a caminar por las calles con el santo a la cabeza, luego la gente con las cosas y atrás la banda azteca con la chirimía [banda compuesta por una flauta de origen árabe y dos tambores]. Adelante, a unos 10 metros, iba un joven prendiendo cuetes cada cierto rato, avisando el paso de la procesión. Una señora pasó, se detuvo ante la imagen, le besó el vestido y echó $20 en la canastita. Poco a poco se iba sumando más gente. Don H. iba rezando, diciendo un padrenuestro y cinco avemarías hasta la mitad que el resto de la gente completábamos, luego otros rezos y peticiones. Al término de cada rezadera la banda azteca tocaba una canción”.

 

5. Baile azteca por fiesta de San Juan

Domingo 10 de Junio. Acompañando a I. y su hija K. en el ensayo del baile de los Santiagos [cuya fiesta es el 25 de Julio]: “I. nos invita a entrar al auditorio. Adentro el ensayo ya ha comenzado (…). Hay 16 personas bailando, 6 mujeres y 10 hombres. Hacia la mitad del ensayo llegarían dos hombres más. Todos son jóvenes, de entre 13 y 20 años, y los únicos más “mayores” son I., de 35, y otro hombre que se suma después y que debe tener la misma edad. (…) Como a las 12 paran para ponerse de acuerdo en la parte que viene, por lo que I. y K. se vienen a conversar con nosotras. Le pregunto a I. que qué es lo que supuestamente llevan en las manos y ella me explica que hay dos bandos, los moros a la izquierda y los cristianos a la derecha, que los moros llevan espadas y los cristianos espadas en una mano y una cruz en la otra. Que los moros son como los indígenas y visten unas capas largas, mientras que los cristianos llevan capa y pantalón. Que ella es moro y K. es el arcángel Gabriel que está del lado de los cristianos. Que la danza representa la lucha entre estos dos bandos y que ganan los cristianos; que los moros tienen como dios a Mahoma, representado por un muñeco que hacia el final del baile truenan con cuetes”.

 

6. Imagen de San Juan con desayuno como ofrenda

Viernes 22 de Junio. Conversación con M. acerca de la vestidura de la imagen de San Juan, que se realiza dos días antes de la fiesta el 24: “…Le comento acerca del rosario de ayer, sobre la vestidura de la imagen de San Juan en la casa de sus hermanas, diciéndole que yo creía que uno podía ver al santo cuando lo vestían, pero que como ayer no había pasado eso había asumido que tal vez se necesitaba hacer en privado. Ella me dice que sí, que a los santos —a San Juan y a la Virgen del Rosario—se les viste en privado o sino no se dejan, que pasó un año en que estaba la Virgen en la iglesia en su altar —con las puertas y ventanas abiertas y mucha gente enflorando y adornando el recinto— y que no se le podía sacar su broche, que se lo habían comentado a dos señoras ancianas a cargo de la iglesia y ellas habían dicho que era lógico que no se pudiera pues había mucha gente, que le habían pedido a todos que salieran un momento, cerraron la iglesia y las dos señoras se fueron con la Virgen a un cuarto cerrado y que allí sí se le había podido abrir el broche y se le había podido colocar su vestido nuevo. Que lo que ella necesitaba era privacidad”.

 

7. Doña S. y su sobrino-nieto S. en el patio de su casa

Estos fragmentos hablan entonces acerca de diferentes áreas de la vida de los pobladores de San Juan Tezontla. Es sólo un bosquejo de lo que es la comunidad, pero sirve para darse cuenta de cómo sus tradiciones sobreviven a pesar de la inserción cada vez más evidente en la modernidad de la vida actual, para admirar tal permanencia.


Friday, May 11th, 2012

Para Qué


Friday, April 27th, 2012

Mapa de Navegación


Monday, April 16th, 2012

Qué Estamos Haciendo?


Tuesday, April 10th, 2012

De Lejos – De Cerca

De lejos…

 

 

 

 

 

Árbol:
1. Planta perenne de tronco leñoso y elevado que
se ramifica a cierta altura del suelo.
2. Palo de una embarcación.
3. Cierto tipo de esquema explicativo, consistente
en sucesivas ramificaciones.

 

 

 

 

 

De cerca…

 

 

 

 

Árbol:

Son vegetales de grandes dimensiones, con un gran número de ramas, hojas y grueso tronco, como una planta de zanahoria o menta agrandada en proporción unas veinte veces. También hay árboles pequeños, los bonsai, que son criados de forma tal que les cortan las raíces y ramas para que se atrofien y no crezcan a más de 50 cm de altura. Algunos tienen raíces profundas, otros más superficiales que incluso se asoman de entre el suelo. Los troncos pueden ser rugosos al tacto o muy lisos, como si pasaras la mano por una piel de reptil bien estirada. Las hojas también varían de tamaño y color, desde el verde claro y toda su gama hasta el rojo, anaranjado, morado y café. Y todas, en el verano, cuando pasa el viento entre ellas, producen un sonido arrullador que invita a quedarse dormido.


Tuesday, April 3rd, 2012

El Otro


Tuesday, March 27th, 2012

Copia Conflictiva (Catalina)




All content © Copyright 2019 by Conversacion de Campo.