Los otros que percibo hoy, Rosario C.

Los otros que percibo hoy

Febrero 2012

A partir de nuestra última conversación no he podido evitar preguntarme toda la semana :¿Quienes pueden comprenderse como otro?

Creo que otro puede ser aquel que te muestra otra posibilidad de vida, y que uno reacciona a eso desde la empatía, el rechazo, el juicio, la ignorancia, la seducción, el anhelo. Sin embargo el otro debe ser percibido. ¿Pero desde el contacto? Es decir, ¿puedo comprender a otro a través sólo de un texto, una foto, una noticia?

Y los que nos son familiares ¿son otros?

Todos los otros no soy yo, pero inevitablemente mientras nos relacionamos vamos estableciendo un nosotros y eso nos va delimitando en múltiples esferas que a veces se rozan o cruzan entre sí.

Soy nosotros con mi familia

Fui y soy nosotros con mis compañeros de clases.

Soy nosotros con mis colegas.

Soy nosotros con mis amigos.

He sido nosotros con mis parejas.

Soy y he sido nosotros con mis compañeros de colegio.

Soy y he sido nosotros con mis vecinos.

Y cuando todas estas personas han pasado de ser otro a nosotros yo me he modificado.

Pero también hay otros que no conozco ni conoceré que me modifican, escritores, artistas en su mayoría.

Y hay otros que sólo remarcan su distancia conmigo.

En Chile, personas de clase socioeconómica muy distante.

Personas con herencia cultural muy distinta.

Personas con ideologías políticas y religiosas distintas.

 

Hoy, convivo entre un grupo heterogéneo de otros. De entre todos, los que en este minuto me impulsan a observar distinto son:

Mi hermano Javier, antropólogo.
   

Fernando, su relación                      Compañeras de la Universidad,                     Paula, su  presencia

con  el paisaje                                         el sentido de pertenencia

Amigos que hoy están completamente presentes en mi vida, aunque a veces pasa mucho sin saber de ellos. Con los cuales puedo desde subir un cerro hasta realizar proyectos, o simplemente estar. Siempre hay qué hablar.


Colegas y estudiantes de la Universidad

Y “otros” son sobre todo mis vecinos, vivo en un barrio lleno de inmigrantes hace dos años. Inmigrantes que en su mayoría son de escasos recursos, que han llegado a Chile buscando otras posibilidades y que acá viven en condiciones explotadas o reducidas. Pero que a través de sus costumbres, ropas y comidas van influenciando las cuadras por las que cotidianamente camino haciéndome sentir, por primera vez, distinta en mi propio barrio. Parte de un grupo complejo que se junta y rechaza a la vez.

Ellos, intentando salvar las distancias, venden e importan sus propias comidas. Cocinan e intercambian sus propias costumbres, entre los que estaban aquí “antes” y los que desde otras comunas, como yo, llegan.

Su relación con el espacio es distinta, sus casas estrechadas los empujan a habitar las calles y exponer su día a día.

Por lo que uno ya sólo caminando accede un poco a ellos.

  

Vecinos que provienen de distintos países de Latinoamérica

Hoy también, establezco un puente con tres chilenas que están en regiones del mundo distintas

                              

Nos sentimos pertenecientes a un proyecto en común, venimos de una formación académica similar, sentimos que tenemos modos de operar similares en nuestros talleres y hoy los cuestionamos.

que se relacionan metodológicamente —aunque los referentes y resultados  sean evidentemente distintos— pero hoy la diferencia de lugar nos ha hecho coincidir en un tema que, cuando estaban en Chile nunca contemplamos.

¿Podríamos ser nosotras mismas las otras de cada una ahora?

 

 


All content © Copyright 2019 by Conversacion de Campo.